Calidad de vida
El impacto del tratamiento para cáncer de próstata en la vida diaria de los pacientes
prostate

Durante años, el cáncer de próstata fue considerado un cáncer leve: un cáncer con el cual los pacientes podían convivir y al cual los médicos podían simplemente “observar y esperar”. Sin embargo, muchas personas no reconocen que el cáncer de próstata es una enfermedad compleja. En algunos hombres, esta puede progresar a estadios avanzados que requieren tratamiento, y puede tener un impacto significativo en la vida del paciente. 

En 2018, el número de casos nuevos en el mundo superó los 1,2 millones1 y lo posicionó como el segundo cáncer más diagnosticado en hombres en todo el mundo. Vivir con cáncer de próstata, ya sea para el paciente o el cuidador/a de alguna persona con la enfermedad, podría afectar su estilo de vida y su forma de relacionarse con las personas. 

Cuando a una persona le diagnostican cáncer, es posible que experimente una serie de emociones e interrogantes. La comunicación con amigos de confianza o familiares, así como con su profesional de la salud, puede ayudar a aliviar algunas preocupaciones o responder alguna de sus inquietudes. Cada paciente con cáncer es único, al igual que sus experiencias con la enfermedad y las de sus cuidadores. Hablar del cáncer puede ayudarlo a sobrellevar su enfermedad y podría ayudar a otros en una situación similar. 

Para conocer el impacto del cáncer de próstata avanzado y del tratamiento en las actividades diarias de los pacientes, Bayer condujo una encuesta en línea a 150 hombres que viven con cáncer de próstata avanzado en cuatro países (Estados Unidos, China, Japón y Alemania). De los pacientes encuestados2
 

  • El 84% informó que es importante hablar con el médico acerca del impacto potencial del tratamiento en las actividades de la vida diaria.

  • 7 de cada 10 dijeron que es importante para ellos cuidar a sus nietos o jugar con ellos o con otros miembros de la familia más jóvenes.

  • Dos tercios de los pacientes que reciben o han recibido quimioterapia estaban preocupados por el impacto que el tratamiento podría tener sobre su vida diaria.

  • La mayoría dijo que es importante hablar sobre los efectos colaterales potenciales del tratamiento, aunque sólo el 60 % de los encuestados que recibieron tratamiento médico afirmaron haber hablado del tema con su doctor. 

Infografia

 

La encuesta reveló, además, una brecha importante entre los pacientes con cáncer de próstata avanzado que consideraron importante hablar con su médico sobre el impacto del tratamiento, y los que efectivamente lo hicieron. 

Opiniones de hombres que viven con cáncer de próstata y sus cuidadores:
  • “Soy muy activo. Juego al golf una o dos veces a la semana. Soy voluntario en un refugio de animales. Me gusta jugar con mi nieta. Me jubilé el 4 de mayo de 2009 y dos semanas después me diagnosticaron cáncer de próstata. Mi única reacción fue desear que el cáncer estuviera fuera de mi cuerpo.” – Paciente con cáncer de próstata. 

  • “El cáncer de próstata, sobre todo el diagnóstico y el tratamiento, afecta tu vida. A algunos les afecta más que a otros, pero tiene un impacto en tu vida y en tu calidad de vida.” – Paciente con cáncer de próstata.

  • “Tengo seis hijos y 12 nietos; compartimos muchos eventos muy felices en distintos momentos del año. Estar cerca de mi familia es lo más importante para mí.” – Paciente con cáncer de próstata.

  • “Es difícil vivir con cáncer de próstata, día a día, sabiendo que tienes esa carga y algunos días puedes sentirte mal. Pero tener una red de apoyo – familia, amigos y demás – ayuda a mi padre a atravesarlo”. – Familiar de un paciente con cáncer de próstata.

  • “Cuando recibí mi tratamiento para el cáncer, mi esposa estuvo a mi lado el 100% del tiempo, y ella lo hizo posible.” – Paciente con cáncer de próstata. 

Imagen eliminada.

 

Acerca de la investigación 

En nombre de Bayer, Ipsos entrevistó a 150 hombres con cáncer de próstata avanzado (cuestionario autoadministrado a través de una encuesta de detección). Algunas preguntas fueron filtradas por pacientes que reciben o recibieron tratamiento médico (n=129). Se realizaron encuestas en línea en China (n=35), Alemania (n=30), Japón (n=35) y EE. UU. (n=50), a hombres mayores de 18 años, entre el 20 de junio y el 29 de julio de 2019. Los resultados reflejan las respuestas de los participantes en la encuesta. Estos no son una muestra representativa, sino indicativa. Los resultados totales se basan en el promedio para cada país en los cuatro países, y se ponderó igualmente a todos los países. Los resultados completos de la encuesta pueden verse en línea. 

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente en hombres en todo el mundo. En 2018, se diagnosticaron cerca de 1,2 millones de hombres con cáncer de próstata, y cerca de 358.000 fallecieron por la enfermedad en todo el mundo. Se trata de la quinta causa de muerte por cáncer en hombres3. El número de casos diagnosticados crece, en parte debido al aumento de la expectativa de vida. 

Las causas que originan este tipo de cáncer se desconocen. Puede existir una predisposición hereditaria, con un riesgo mayor para los hijos o hermanos de hombres que han tenido un tumor. El riesgo de contraer la enfermedad aumenta con la edad. Es muy raro que se presente cáncer de próstata antes de los cincuenta años de edad.

7

 

Detección del cáncer de próstata

El primer signo de enfermedad maligna en la próstata puede ser una concentración elevada de una proteína llamada antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés). 

Debe tenerse en cuenta la aparición de dificultades, en especial el dolor al orinar o al eyacular, la urgencia urinaria frecuente o la incapacidad de vaciar la vejiga por completo, así como la presencia de sangre en semen o en orina. Aún así, muchos de estos síntomas no son indicadores definitivos de cáncer. Estos pueden ser causados por infecciones o por un agrandamiento benigno de la próstata. Un urólogo puede hacer un diagnóstico preciso. 

Imagen eliminada.

 

Tratamiento del cáncer de próstata

Existen más opciones terapéuticas disponibles para tratar el cáncer de próstata de diagnóstico temprano. Estos tratamientos pueden variar desde cirugía a radioterapia, o tratamiento con antagonistas de receptores hormonales, es decir, sustancias que detienen la formación de testosterona o impiden su acción sobre los efectores. Estos tratamientos pueden ayudar a detener o demorar la progresión del carcinoma de próstata. 

En algunos casos, los tratamientos mencionados pueden combinarse. 

Necesidad 
insatisfecha 

Si el tumor ha llegado a un estadio avanzado, no existe curación definitiva. Este estadio de la enfermedad se conoce como cáncer de próstata resistente a la castración (CRPC). Esta forma avanzada de cáncer de próstata se caracteriza por un nivel elevado persistente de función del receptor androgénico (AR) y resistencia a los antiandrógenos convencionales. El campo de opciones de tratamiento para pacientes resistentes a la castración está evolucionando rápidamente. No existe un tratamiento estándar para pacientes con CRPC que tienen niveles elevados de antígeno prostático específico (PSA) durante el tratamiento de deprivación de andrógenos sin metástasis detectables. En hombres con CRPC progresivo no metastásico, un tiempo de duplicación de PSA breve se asocia con un menor tiempo hasta la primera metástasis y muerte. 

La mayoría de los hombres con CRPC tienen metástasis óseas sintomáticas que producen dolor, síntomas esqueléticos como fracturas o compresión de la médula espinal, y una supervivencia menor. Las metástasis óseas aumentan el riesgo de morbilidad y muerte en pacientes con CRPC. 

 

Tratamientos de Bayer para CRPC 

Bayer ha desarrollado una partícula alfa que emite un agente terapéutico radioactivo, aprobado en más de 50 países en el mundo para el tratamiento de CRPC y metástasis óseas sintomáticas. 

Bayer está agregando a su portafolio para cáncer de próstata un inhibidor de receptores androgénicos (ARi) para el tratamiento del cáncer de próstata resistente a la castración no metastásico (nmCRPC). A pesar de los recientes avances en los tratamientos de nmCRPC, existen necesidades insatisfechas de nuevas opciones terapéuticas, que además de demorar el tiempo de aparición de metástasis, tienen un perfil de seguridad favorable, lo cual es importante para estos pacientes que, en general, son asintomáticos.