Junio 19, 2020
Salud

La salud digital: se viene en la Argentina un nuevo paradigma

Bayer organizó el primer Coloquio de Salud Digital del país. Se analizaron las futuras leyes de receta digital y telemedicina, con protagonistas clave.

✍ La Argentina se apresta a ingresar a un nuevo escenario para su sistema de salud, que generará cambios importantes para todos sus participantes. Ese nuevo escenario surgirá de una serie de leyes que se están tratando en el Congreso Nacional sobre la teleasistencia a pacientes y la receta electrónica.

Es por esto que el negocio de Salud de Bayer llevó adelante hace pocos días el primer Coloquio de Salud Digital del país, para analizar a fondo el alcance que tendrá la aprobación de esas normas. Participaron importantes referentes de ambas cámaras del Congreso y también del sector privado.

Virginia Gilligan, Directora de Comunicación de Bayer Cono Sur, abrió el encuentro destacando la importancia que tiene que todo el sistema de salud pueda comprender este nuevo paradigma y el impacto que tendrá. 

Imagen eliminada.

El primer orador fue Pablo Yedlin, médico y presidente de la comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados de la Nación, quien recordó que la ley que oficializa la utilización de la receta digital ya tiene media sanción de la cámara. 

 

“La manera de prescribir hoy en la Argentina data de 1967, cuando se aprobó la ley de ejercicio de la medicina”, recordó. “Era el mejor método para la época, pero la ley ya tiene 53 años y no evolucionó como lo hizo la medicina”, agregó. Por eso, concluyó que es imperioso habilitar la prescripción digital.

 

Yedlin reconoció que la pandemia de Covid-19 aceleró la necesidad de contar con recetas digitales, por lo cual una resolución del Ministerio de Salud autorizó que se utilicen las manuscritas y que se envíen a través de una foto, pero solo mientras dure la emergencia.

 

“La receta electrónica debe ser en un formato verdaderamente electrónico, a través del cual se pueda enviar a las farmacias para que se hagan todos los descuentos y transacciones necesarias, además de archivarse de manera digital”, explicó el diputado.

 

Además, indicó que la norma no altera en nada el negocio farmacéutico, ya que las recetas manuscritas seguirán siendo válidas y el paciente podrá seguir eligiendo libremente en cuál comprar el medicamento recetado.

En segundo término, expuso Ignacio Maglio, abogado especialista en temas médicos y coordinador de RedBioética, de la UNESCO (la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), quien hizo foco en los proyectos de ley que habilitarán la telemedicina.

 

“Nunca en la historia de la medicina hubo un momento de tantos avances como el actual. Y en los próximos 5 años se avanzará más que en los anteriores 2.500”, contextualizó el experto y advirtió “hay que evitar que la gente crea que la telemedicina es una solución milagrosa, porque nada va a reemplazar a los médicos”

 

Maglio dijo que una ley de telemedicina debe proteger la privacidad de datos de los pacientes, para lo cual es fundamental que se utilicen plataformas seguras, pero consideró que se debe expandir el acceso a Internet para que esta nueva posibilidad no sea una quimera para muchos.

El especialista aseguró también que la telemedicina debe utilizar sistemas especialmente desarrollados y no herramientas de uso cotidiano e informal como WhatsApp, y que deben establecerse cuestiones tales como qué actos están permitidos e incluso el horario del llamado “consultorio digital”.

Luego fue el turno del Dr. Mario Fiad, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores de la Nación, quien afirmó que esperan poder tratar pronto el proyecto en el recinto.

 

“Lo ideal hubiera sido tener una ley que incluyera a la telemedicina, la receta digital y al registro de la historia clínica, pero se dividieron los temas para poder avanzar más rápido”, sostuvo el legislador.

 

Fiad precisó que la ley de telemedicina establecerá “un marco general y estándares mínimos que garanticen los derechos de la gente”, pero que las normas más precisas deberán ser dictadas por la Agencia Nacional de Salud Digital, un ente autárquico que se crearía en la órbita del Ministerio de Salud de la Nación y que regularía la actividad.

El senador expresó que la norma tiene un capítulo referido a la historia clínica electrónica, pero que este tema se abordará con mayor detalle en una ley específica, para no trabar el avance legislativo del proyecto.

Finalmente, fue el turno de Gabriel Barbagallo, médico, gerente de Relaciones Institucionales de OSDE y presidente de la Asociación Civil de Telemedicina de la República Argentina (ACTRA), quien señaló que esta nueva herramienta puede brindar “un importante complemento a la práctica médica habitual”.

Barbagallo aclaró que telemedicina no es teleconsulta. “Ésta es una herramienta más en un gran abanico de desarrollos tecnológicos”, precisó. Y detalló que en OSDE tienen sistemas de teleasistencia, hacen telemonitoreo de pacientes con Covid-19 y también teleeducación, incluso en cuestiones vinculadas a la pandemia.

Mostró, con diferentes datos, que una ley de telemedicina es necesaria, incluso para reglamentar avances que ya están sucediendo. Por ejemplo, dijo que la consulta médica virtual fue clave en el protocolo de atención que establecieron frente a la emergencia sanitaria. 

Pasaron de tener 20 médicos atendiendo consultas virtuales a 170 y que la aceptación de este sistema pasó de 16% a 88%. Sumado a esto el 92% no requirió luego una consulta presencial.

 

“La telemedicina no reemplaza al médico, pero es cierto que había una resistencia al cambio que el coronavirus está despejando”, sostuvo. Agregó que la ley de ejercicio profesional de la medicina “es de cuando el hombre no había llegado a la luna y no existían las tomografías”.

 

En resumen, indicó que lo mejor que puede pasar es que se apruebe una ley marco y que los detalles se resuelvan en la reglamentación. Y cerró diciendo “la telemedicina ni antes era el demonio ni ahora es Dios; el secreto es encontrar el punto medio”.

Los temas que se analizaron en el coloquio son novedades centrales que habrá en el área de salud en el futuro cercano, que marcarán un nuevo paradigma en la Argentina, como ya lo están haciendo en el mundo.